Fibromialgia: células madre mejoran estado general y disminuyen el dolor

pngimagen
Clínica Regencell se pone la camiseta con el deporte
Octubre 4, 2016
fireshot-capture-68-56-proyectos-clasifican-al-xi-congreso_-http___www-explora-cl_descubre_art
Células madre, la biomedicina de la autorreparación
Octubre 4, 2016
pngimagen

También conocida como Síndrome de Fatiga Crónica, la Fibromialgia es una alteración del sistema nervioso central de origen desconocido que se manifiesta, fundamentalmente, con una intensa sensación de dolor en diversas partes del cuerpo.

Se estima que en Chile afecta al 1% de la población; es más frecuente en mujeres y puede manifestarse a cualquier edad, incluso en niños y adolescentes.

Considerada como enfermedad desde 1992 por la Organización Mundial de la Salud, esta dolencia puede tratarse con células madre autólogas, es decir, obtenidas del cuerpo del mismo paciente.
“La célula madre regula la respuesta inmune: la aumenta cuando está baja o la disminuye en el caso de diversas enfermedades, como la Fibromialgia, que provocan una exagerada respuesta inmune que destruye nuestro organismo con anticuerpos”, explica el doctor Raúl Ríos, CEO de Clínica Regencell.

“Nuestros pacientes con Fibromialgia tratados con células madre nos han relatado que han advertido los primeros efectos durante el primer mes. Lo describen como un mejoramiento de su estado general, se sienten con más energía. Y a los dos a tres meses post tratamiento señalan haber disminuido, además, el dolor”, explica el Dr. Ríos.

El procedimiento, explica el experto, consiste en una una miniliposucción de 100 gramos de grasa (de cualquier parte del organismo), que es centrifugada para separar las células madre (que viven dentro de la grasa), las que luego reingresan al paciente vía endovenosa para que circule por todo el organismo y controlen las zonas que identifican con deterioro.

¿Cómo se manifiesta la fibromialgia?
Los síntomas más habituales de la fibromialgia son el dolor musculoesquelético general o una evidente rigidez en diversas partes del cuerpo, por un período mayor a los 3 meses. El dolor, tiende a concentrarte en la región lumbar, cuello, tórax y muslos, y empeora con calambres o espasmos musculares cuando se realiza ejercicio físico intenso, con el frío y el estrés emocional.

Algunos pacientes también pueden desarrollar síntomas adicionales como incontinencia urinaria, dolor de cabeza, migrañas, movimientos periódicos anormales de las extremidades (en especial de las piernas), dificultad de concentración y dificultad para recordar cosas (mala memoria); también es frecuente un aumento de la sensibilidad táctil, escozor generalizado, resequedad de ojos y boca, zumbidos y campanilleos en los oídos, alteraciones de la visión y falta de coordinación motora.

» Solicitar Información «